Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
24 de marzo de 2021

Tuberculosis: Sigue siendo una de las principales enfermedades contagiosas sin erradicar

Este 24 de marzo se celebra a nivel mundial el Día de la Tuberculosis con la finalidad de concientizar a la sociedad el impacto y consecuencias de esta enfermedad y la importancia de la prevención.

La Tuberculosis (TBC) es una infección bacteriana contagiosa que afecta principalmente a los pulmones, pero puede comprometer cualquier órgano. Es causada por la bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis o Bacilo de Koch y se transmite a partir del mecanismo de la tos o el estornudo de una persona enferma. Si no se trata de manera oportuna puede causar daños permanentes en los pulmones u otros órganos, incluso la muerte.

Existen dos tipos de infecciones por tuberculosis: latente y activa. En la primera, las bacterias permanecen en el cuerpo en estado inactivo. No causan síntomas y no son contagiosas, pero pueden activarse, al bajar las defensas, para su tratamiento podrían necesitar sólo un tipo de antibióticos. Pero en la segunda, las bacterias causan síntomas y pueden transmitirse a otras personas y a menudo necesitarán varios fármacos.

Principales síntomas
Si bien durante la fase latente, la TB no presenta síntomas, cuando está activa, el paciente puede experimentar tos que dura varios días, fiebre, debilidad, pérdida de apetito y peso, sudoración nocturna, dolor torácico.

El Dr. Ramiro Zambrano, médico del equipo de la unidad Broncopulmonar de nuestro hospital, señala que “la sospecha de tuberculosis parte cuando vemos a un paciente con tos de más de 2 semanas acompañadas o no de expectoración, fiebre, baja de paso, sudoración nocturna, frente a ese caso debemos solicitar un estudio de expectoración para determinar PCR para tuberculosis y una radiografía de tórax”.

Importancia de la prevención
La prevención es parte de las estrategias establecidas para evitar la cadena de transmisión de la TBC, con ello reducir la tasa de incidencia y mortalidad. Para ello, se dispone de la Vacuna BCG en el recién nacido, Estudio de contacto y Quimio- profilaxis en contactos que cumplan criterio. Para ello, es crucial educar y sensibilizar a la población sobre los riesgos de esta enfermedad, ya que ayudará al diagnóstico oportuno e ingreso a controles y tratamiento para curar la enfermedad y así avanzar en el control y eliminación de la Tuberculosis.

Grupos de riesgos definidos por el Programa Nacional:
•Adultos Mayores de 65 años
•Contactos de casos índices
•Extranjeros
•Pacientes con VIH-SIDA
•Personas con consumo de Alcohol y drogas
•Personas en situación de calle
•Personas privadas de libertad
•Personal de salud
•Personas que pertenezcan a pueblos indígenas
Seguimiento de casos en nuestro Hospital

La Unidad Broncopulmonar de adulto e infantil son los encargados de la atención del paciente con TBC. Actualmente hay 197 casos de pacientes con TBC bajo tratamiento médico en nuestro hospital, y de ellos el 15% se deriva desde Atención Primaria de Salud (APS) mensualmente. Los tratamientos se despachan en APS diariamente en una primera etapa y trisemanalmente en una segunda etapa. En caso de estar hospitalizado, el establecimiento cuenta con todos los fármacos para administrar al paciente.


El especialista señala, que “actualmente contamos con tratamiento para esta enfermedad en el sistema público independientemente de que previsión sea, es totalmente gratis. La Unidad de TBC en el hospital está encargada de evaluar aquellos pacientes con tuberculosis extrapulmonar y con problemas con el tratamiento como, por ejemplo, las reacciones adversas. Debo destacar que el control y tratamiento de los pacientes con tuberculosis se realiza en casi su totalidad en la atención primaria, que juega un rol fundamental en el control de esta enfermedad”.

También es tarea de otras especialidades sospechar y solicitar estudio bacteriológico para TBC (Genexpert, cultivo, baciloscopia), Rx tórax, y una vez confirmada derivar a Broncopulmonar para el manejo respectivo o en conjunto.
Sin duda esta es una patología altamente contagiosa que, a pesar de todos los esfuerzos mundiales, aún no se erradica por completo. Sin embargo, y afortunadamente, con el tratamiento adecuado, la gran mayoría de los pacientes se pueden recuperar.