Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
9 de diciembre de 2019

Programa Salud Calle, mejorando el acceso de personas en situación de calle.

A menudo nos cruzamos en nuestro camino o incluso en algún recoveco del Sótero del Río con personas en situación de calle, que habitan estacionalmente en él para tener abrigo y techo en los meses más crudos del año, también para estar seguros en las noches. Son personas como tú, que por circunstancias de la vida llegaron a esta situación, que no cuentan con techo propio, tampoco alimentación asegurada, qué decir de acceso a la salud.

Haciéndose cargo de la interrogante sobre qué se estaba haciendo con las personas que pernoctan en Urgencia del Hospital, es que desde el Centro de Responsabilidad Ambulatorio se decide abordar a esta población durante 2018. Nace así el Programa Salud Calle en junio del año pasado, a cargo de la trabajadora social Carolina Salgado.

Para ella esta población está tremendamente desatendida, son personas que “han sido vulneradas en su derecho de vivienda, salud, educación, en todos sus derechos”. Y agrega que existen muchos mitos en torno a ellos como que están en la calle porque quieren. “Ellos no están allí porque quieran, y no es ajeno, cualquier persona puede llegar a la situación de calle. Nadie está libre de estar en calle”, puntualiza la trabajadora social.

El Programa Salud Calle comienza a articularse tomando contacto con todas las instituciones que estuviesen trabajando en este ámbito en la comuna de Puente Alto. Es así como se crea la Mesa Calle Puente Alto, compuesta por Hogar de Cristo, Fundación Educeres, Emplea, Caleta Azul, Cristo Vive, y Anexo Calle de la Municipalidad.

“Como mesa nos fuimos conociendo, qué hace cada uno, y qué aporta cada programa a la atención de estas personas. Hicimos un plan de trabajo, definimos objetivos y nos propusimos hacer capacitación para funcionarios y profesionales del área salud, que consistían en jornadas de consideraciones de atención para la persona en situación de calle”, explica la coordinadora.

En paralelo, se comenzaron a gestionar cupos para atención ambulatoria, ya que hasta ese momento estas personas eran atendidas solo en el Servicio de Urgencia. Es así, como dos médicos familiares se suman al programa de manera voluntaria.

“Se ha ido armando de a poquito, y en realidad con voluntades porque no hay horas contratadas para este programa. Sin embargo, se ha hablado con las jefaturas para que autoricen que estos profesionales destinen parte de su horario al programa”, detalla Salgado. Gracias a esto, actualmente existen 4 cupos protegidos los días jueves en la tarde, los que son utilizados por usuarios derivados desde las Fundaciones o desde el Anexo Calle de la Municipalidad de Puente Alto.

Actualmente, a través de este programa las personas en situación de calle pueden optar a atención dental y de medicina general. Sin embargo, las necesidades desde el punto de vista sanitario van mucho más allá. Para Carolina Salgado, relevante sería abordar la problemática del consumo de alcohol y drogas, a través de una terapia de salud mental; pero el Hospital no cuenta ni con cupos ni atención de patología dual.

“Lo que estamos viendo es un trabajo coordinado con el director del Hospital Alsino, porque ellos trabajan la patología dual y hacen tratamiento. La idea es llegar a un acuerdo para optar a algunos cupos y poder hacer derivaciones”, puntualiza la profesional.

A más de un año de la puesta en marcha, su coordinadora reflexiona sobre el camino andado, relevando el trabajo articulado a través de la Mesa Calle y el compromiso de profesionales del Hospital con el programa. Además del haber atendido a más de 200 personas en situación de calle.

“Uno de los grandes logros es que la mesa se mantenga, ya que es súper difícil el trabajo en equipo con otros organismos, y la mesa se mantiene. Por otro lado, que de a poquito hemos movilizado y motivado a profesionales a que se unan y colaboren con este programa, a pura voluntad”.

Otra línea de trabajo es la denominada Ruta Calle Noche, instancia destinada a conocer en concreto cuántas personas viven en el perímetro del Hospital, tanto al interior de Urgencia como en los alrededores de los edificios. Se contabilizaron un total de 10 individuos, a quiénes se les informó de la existencia de este programa, y la posibilidad de acceder a atención en salud.

El equipo de Salud Calle lo conforman Carolina Salgado, coordinadora, y Ruth Urra, trabajadora social, y colaboran la psicóloga Mariana Meneses, el odontólogo Gonzalo Juacida, la Dra. Sonia Bassa y el Dr. Nicolás Estay.