Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
2 de octubre de 2019

Primer encendido de implante coclear bilateral simultáneo realizado en Hospital Sótero del Río

Durante el mes de agosto se realizó el primer implante coclear bilateral simultáneo en el Hospital Sótero del Río. Es primera vez que a un niño se le implantan dos dispositivos dentro de una sola cirugía en el sistema público de salud.

 

Vicente Rubio es el nombre del primer niño implantado bilateralmente en el Sótero del Río. El paciente tiene tres años y dos meses, es paciente GES por una Hipoacusia Bilateral y logró pasar por una serie de filtros para ser seleccionado como candidato idóneo a la cirugía de implante coclear bilateral.

“Cada niño en nuestro programa es evaluado caso a caso, y casi, oído a oído. Para poder llegar al implante coclear simultáneo, el niño tiene que pasar por muchas evaluaciones, no solamente del otorrino; sino que fonoaudiólogo, tecnólogo médico, asistente social, psicólogo… o sea, pasa por un cedazo muy importante porque así los resultados posteriores son mejores”, precisa el Dr. César Toro, otorrino a cargo de la intervención.

Para el Dr. Toro, los implantes cocleares bilaterales “tienen un mucho mejor pronóstico. El niño escucha mucho mejor porque no es lo mismo tener audición por un solo oído, que tener por los dos. No es uno más uno es igual dos, es uno más uno es igual a 10. En general, cuando uno tiene un sólo oído funcionando no te permite tener un buen input de todo el ambiente en el que estás, cuando hay dos es lo mejor”.

El implante coclear bilateral implica que al paciente le fueron instalados dos dispositivos en sus respectivas cócleas, a fin de que por medio de un electrodo sea estimulado el nervio auditivo, transformando las señales acústicas en señales eléctricas. “Lo bueno es que el niño no solo tiene una sola cirugía; sino que, una vez que uno empieza la rehabilitación puede ser estimulado por ambas vías, de forma bilateral”, explica el especialista, quién agrega que “la dificultad es que la cirugía tiene que ser relativamente rápida, para alcanzar en un tiempo prudente a instalar los dos implantes”.

Precisa el especialista que “si bien es cierto ya se habían hecho de manera privada implantes cocleares bilaterales, muchas veces no se hacen en la misma cirugía. En este caso, el valor que tiene es que hicimos, por primera vez en un establecimiento público, una cirugía de implante coclear bilateral simultánea, es decir, los dos implantes en la misma cirugía”.

Realizar ambos implantes en una misma cirugía trae una serie de beneficios para el paciente como no exponerlo en dos oportunidades a la anestesia y las complicaciones asociadas a una intervención quirúrgica y su posterior recuperación.

El encendido de los implantes, es acompañado por personal del Programa de Implante Coclear, junto a un profesional de la empresa proveedora, quienes comienzan a estimular poco a poco los dispositivos implantados, que se van calibrando cita a cita, para que llegue a su máximo rendimiento aproximadamente en un mes y medio.

Paralelamente el paciente ha iniciado un proceso de rehabilitación auditiva en el CRAI (Centro de Rehabilitación Auditiva Integral) del Hospital Sótero del Río. Este proceso tiene una duración que puede variar entre los 12 y 24 meses, donde es permanentemente acompañado desde el punto de vista médico y familiar. Este acompañamiento será fundamental para los buenos resultados de los dispositivos implantados.

El Implante Coclear es un dispositivo eléctrico de alta tecnología que provee de información sonora a niños y adultos que tienen una pérdida auditiva. Está destinado a pacientes con una pérdida auditiva severa a profunda en ambos oídos y que han mostrado poca o nula mejora con el uso de audífonos convencionales y actualmente está cubierto por el GES en caso de Hipoacusia Neurosensorial Bilateral del Prematuro y Tratamiento de Hipoacusia moderada en menores de 4 años; por el Programa Nacional de Implante Coclear FONASA – MINSAL y recientemente por la Ley Ricarte Soto

 

El día del encendido

El pequeño Vicente vivió el hito del encendido de sus implantes cocleares este 2 de octubre, acompañado por sus padres y hermana, parte del equipo del CRAI, y su médico tratante. En la sala 13 de Otorrinolaringología del Centro Ambulatorio, recibió los primeros estímulos auditivos, para iniciar así una nueva fase de su recuperación.

Sentado en las piernas de su madre, mientras se divertía con sus autitos, un chanchito alcancía, y un juego de argollas, la fonoaudióloga de la empresa proveedora MEDEL, comenzó lentamente a probar ambos dispositivos con distintos estímulos, un oído a la vez.

Los hermosos ojos azules de Vicente que se abrían más, como buscando respuestas a lo que estaba sucediendo en sus oídos, fueron el claro indicador que los implantes cocleares estaban cumpliendo con su objetivo. Mientras tanto, sus padres y hermana seguían atentos y con emoción cada una de las reacciones del niño.

Tras el encendido, Paulina Saldía – mamá de Vicente- se mostró feliz y emocionada con la respuesta de su hijo, indicando que “Yo lo vi bien, lo vi tranquilo, porque se nos había explicado que podía tener distintas reacciones y lo ideal es que no fuera negativa, que no lo rechazara, y así fue”.

Asimismo, explicó que lo que viene para su hijo es un proceso de rehabilitación largo, donde como familia tiene un rol fundamental, pero se sienten confiados ya que cuentan con el apoyo del equipo médico y del CRAI.

“Esto para él es como volver a nacer. Ahora el proceso de rehabilitación es largo, ya que Vicente tiene que formar su lenguaje verbal; pero estamos confiados, ya que tenemos el apoyo de todos, del Centro de Rehabilitación Auditivo Integral, del Hospital y también de nuestras familias”, precisa Saldía.