Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
14 de enero de 2019

Pioneros a nivel nacional: Unidad de Urología implementa nueva técnica quirúrgica para pacientes masculinos con incontinencia urinaria moderada.

  • La incontinencia urinaria masculina ha aumentado en las últimas décadas debido en gran parte al manejo quirúrgico temprano del cáncer de próstata, por lo que los dispositivos contra la incontinencia urinaria se han convertido en una excelente opción para su tratamiento.

 

Con éxito, el equipo de Urología desarrolló la cirugía de instalación de un Sling Ajustable a dos pacientes masculinos (mayores de 70 años) que sufrían de incontinencia urinaria moderada, convirtiendo al Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río en el primer establecimiento de salud del país en desarrollar dicho procedimiento.

Este lunes 14 de enero, el equipo de Urología, liderado por los médicos Dr. José Arenas y el Dr. Álvaro Saavedra, realizaron la primera cirugía de instalación del dispositivo ATOMS (sling ajustable), el cual corresponde a una “malla” subretral que está indicado para pacientes con diagnóstico de incontinencia urinaria leve o moderada, pacientes sin destreza manual, pacientes sometidos previamente a radioterapia y para pacientes que han tenido varias cirugías en la uretra,  ya que incrementa la resistencia uretra, permitiendo controlar la micción. Es decir, este dispositivo hidráulico sustituye la función del esfínter urinario y ayuda a controlar la incontinencia urinaria.

El Dr. Saavedra, primer especialista en Chile en realizar dicho procedimiento, estuvo por más de un año en Canadá formándose en esta materia, “es un moderno tratamiento con positivos resultados a nivel mundial, es mucho más económico para el paciente y permite mejorar considerablemente su calidad de vida. La incontinencia urinaria trae consigo una mala calidad de vida, el paciente no puede trabajar, debe usar pañales, su condición sexual se ve afectada y existe un alto estigma social ante esto (…) Pero ahora con esta cirugía el paciente puede retomar su vida normal sin ningún problema”, señala.

¿Cómo funciona?

La cirugía dura alrededor de una hora, en la que el dispositivo se implanta a través de una pequeña incisión en el perineo, entre el escroto y el ano. Cuenta con una almohada suburetral que se puede rellenar con líquido en mayor o menor grado para ajustar perfectamente la presión sobre la uretra de cada paciente. Al ser un dispositivo ajustable se puede regular de forma ambulatoria en cualquier momento, lo que no sucede con los dispositivos tradicionales, ya que si el paciente vuelve a tener pérdidas de orina, sería necesario realizar una segunda intervención quirúrgica. “El postoperatorio es rápido, el paciente se va de alta al otro día de la cirugía sin ningún inconveniente”, enfatiza el especialista.

Equipo que realizó la cirugía, junto al jefe de Urología.

Incontinencia urinaria masculina

La incontinencia urinaria masculina, habitualmente se produce como consecuencia o secuela de una intervención quirúrgica prostática, ya sea por un proceso oncológico o benigno, y corresponde a una pérdida involuntaria de orina que se presenta cuando se realiza una actividad física o esfuerzo con un aumento de la presión abdominal, lo cual perjudica considerablemente la calidad de vida del paciente, ya que debe –en muchos casos- usar pañales y por lo mismo, dejar de trabajar y aislarse de su entorno social.

En este sentido, el Jefe de la unidad de Urología del Hospital, Dr. José Arenas, enfatiza en que el número de pacientes  con este tipo de patología ha ido aumentando en los últimos años, por lo que se hace imprescindible implementar distintos tratamiento para su recuperación. “Como servicio de Urología hemos ido aumentando la cantidad de prestaciones para dar respuesta a todas las necesidades urológicas de nuestros pacientes, y sobre todo en esta materia (incontinencia urinaria), ya que es una de las consecuencias tras someterse a una cirugía de próstata (…) No sólo nos importa mejorar la salud del paciente, sino también su calidad de vida”, recalca.

Agrega que esta cirugía de Sling Ajustable se suma a una nueva cartera de servicios, como lo es el implante del esfínter artificial que comenzó a fines del 2018, para el tratamiento de pacientes con incontinencia urinaria, y además se suma a las distintas atenciones que ofrece el Servicio de Urología del Complejo Asistencial.