Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
3 de diciembre de 2020

Equipos del Sótero del Río realizaron complejo procedimiento a bebé de 38 semanas de gestación con diagnóstico de tumor facial

Positivo resultado tuvo la Cirugía EXIT (ex utero intrapartum treatment) a cargo del equipo de Medicina Materno Fetal del CIMAF (Centro de Investigación e Innovación Materno Fetal) en conjunto con un equipo multidisciplinario, a un bebé de 38 semanas de gestación, quien presentaba un tumor facial que comprometía su vía respiratoria y lograron salvarle la vida.

Este complejo e inusual procedimiento se realizó mediante una cesárea, en los pabellones quirúrgicos pediátricos, y permite el nacimiento parcial del bebé (cabeza y hombros) sin cortar el cordón umbilical para que siga oxigenándose a través de la placenta materna, hasta lograr la intubación a un ventilador mecánico a cargo de los especialistas de neonatología y anestesistas para asegurar que pueda respirar. Tras esto y asegurada la vía aérea, se procede a la extracción del bebé y la ligadura del cordón umbilical.

La Dra. Paula Vargas, médico especialista materno fetal, señala que “desde el CIMAF realizamos el diagnóstico prenatal, lo que permitió coordinar y planificar todo este complejo procedimiento quirúrgico a cargo de un equipo de muchos especialistas”. Agrega que el EXIT permite que el bebé no muera de asfixia a causa del tumor al momento de nacer. “Este tumor estaba obstruyendo las vías respiratorias del bebé y por lo mismo era fundamental que todo el proceso se planificara de forma correcta para que la madre y el bebé no corrieran riesgo (…) El procedimiento fue exitoso, la madre se encuentra en buenas condiciones realizando su puerperio y el bebé permanece hospitalizado en Neonatología para evaluar las opciones de tratamiento” señala.

A su vez, la Dra. Alicia Ebensperger, Jefe de Cirugía y Pabellón Infantil, añade que tras intubar y posterior recuperación del recién nacido, éste se sometió a un examen completo. “Luego de unos días, lo que hacemos es completar este estudio de tumor con imágenes (RX) para definir si requiere de una cirugía precoz, así que en ese proceso estamos actualmente”.

Equipo multidisciplinario

El equipo multidisciplinario ha sido fundamental para desarrollar este complejo procedimiento y estuvo compuesto por médicos especialistas, obstetras, neonatólogos, radiologos, anestesiólogos, cirujanos pediátricos y otorrinolaringólogos, quienes han participado de toda la evolución de la joven madre, desde el diagnóstico prenatal en el CIMAF hasta la intervención misma, lo cual permitió planificar y coordinar con todos los especialistas el momento de la cirugía y posterior derivación del bebé a la UCI neonatal.

En este sentido, la Dra. Ebensperger, sostiene que fue esencial una efectiva coordinación con todos los especialistas, “necesitábamos que la mamá y el bebé se atendieran en el mismo lugar, por eso toda la cirugía se realizó en un quirófano pediátrico, habilitamos un pabellón de pediatría para realizar la cesárea y uno continuo para recibir al recién nacido y entregarle los cuidados que requería en ese momento (…) Había personal de maternidad, neonatología y todo el equipo de cirugía pediátrica”, sostiene.

En tanto, la Dra. Vargas añade que “la coordinación entre todos los procesionales fue fundamental y necesaria para haber logrado con éxito este procedimiento. Todo nuestro trabajo y profesionalismo permitió salvar la vida de este bebé”.

Este es un procedimiento poco frecuente, según la especialista cada cuatro a cinco años se presenta en nuestro hospital este tipo de cirugías. “No es algo común, sin embargo, y con la coordinación de un equipo multidisciplinario podemos dar respuesta oportuna tanto a las madres como a los recién nacidos con este tipo de complicaciones que se detectan durante el embarazo”, finaliza.