Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
12 de abril de 2021

El ejercicio como una forma de enfrentar el Parkinson

Cada 11 de abril se conmemora el “Día Mundial del Parkinson”, enfermedad crónica neurodegenerativa, que se caracteriza por la falta de producción de una sustancia química en el cerebro llamada dopamina, la cual es responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo.

El parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, después del Alzheimer, y se presenta con mayor frecuencia en personas mayores de 60 años. “Si bien esta es una patología que se da en la tercera edad, existe un porcentaje importante de pacientes que se diagnostica alrededor de los 40 y 50 años”, señala el Dr. Carlos Juri, neurólogo de nuestro hospital.

Factores de riesgo

Existen factores genéticos, factores ambientales relacionados a mayor exposición a químicos (pesticidas, por ejemplo) y la edad, principalmente mayores de 60 años.
Sintomatología y Diagnóstico
El especialista señala que esta enfermedad tiene un diagnóstico cuando la enfermedad está más avanzada, considerando que los signos iniciales no siempre lo relacionan con el parkinson. “Muchas veces nos encontramos con pacientes que llevan tiempo con varios síntomas, sin embargo, lo asociaban a estrés o bien no le dieron mayor importancia (…) Algunos de estos signos suelen ser la pérdida de olfato, trastornos del sueño, ansiedad, problemas gastrointestinales o estreñimiento”, recalca.
En tanto, los síntomas más característicos son -fundamentalmente – motores y tienen que ver con la lentitud de los movimientos, temblor en los brazos, manos y piernas, problemas de coordinación y equilibrio, rigidez muscular, principalmente en las extremidades, posturas inestables, entre otros.
El Dr. Juri enfatiza que es muy importante hacer el diagnóstico en etapa temprana para abordarlo de mantera multidisciplinaria y comenzar rápidamente con el tratamiento. “Es fundamental que exista un control cuando la persona comienza con alguno de estos síntomas, ya que esto confirmará el diagnóstico y dará paso al tratamiento indicado para mejorar su calidad de vida y retrasar el progreso de la enfermedad”.

Tratamiento
De acuerdo a lo que comenta el especialista el tratamiento tiene dos pilares: los fármacos y la actividad física. “Lo que hacen los medicamentos es aumentar la dopamina en el cerebro, que es lo que los pacientes con parkinson van perdiendo. La dosis dependerá de cada uno y esto permitirá que puedan desarrollar su vida lo más normal posible. Además, la actividad física se transforma en algo elemental, ya que esta patología afecta el sistema motor, por lo que, si el paciente no realiza ejercicios, la rigidez que provoca la enfermedad se verá aún más perjudicada”.
Sin duda el ejercicio se transforma en clave para enfrentar esta enfermedad, ya que enlentece la progresión y avance de la patología y mantiene la funcionalidad de la persona.

En nuestro Hospital los pacientes reciben la atención y tratamiento necesario para controlar su enfermedad en la unidad de Neurología. Además, reciben atenciones de kinesiología, terapia ocupacional, fonoaudiología y de salud mental en caso de que se requiera. “Tenemos un abordaje más integral, porque sin duda es una enfermedad compleja de asimilar y el paciente necesita de todo el apoyo, contención y atención necesaria para enfrentarla”, comenta el neurólogo.