Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
20 de julio de 2020

Unidad de Cardiología Intervencional y Hemodinamia del Sótero realizó procedimiento en vivo en evento mundial de intervencionismo coronario.

“CTO Live Aid Against Covid-19” es el nombre de la cruzada solidaria de carácter mundial en la que participó la Unidad de Cardiología Intervencional y Hemodinamia del Hospital Dr. Sótero del Río, siendo parte del panel de expertos de una jornada maratónica sobre la Oclusión Total Crónica Coronaria (de la sigla en inglés CTO) transmitida en tiempo real para más de 5 mil especialistas de todo el orbe.

Este evento solidario -que buscaba recaudar fondos para el trabajo de la Cruz Roja Europea contra el Covid-19 –  involucró a 13 operadores expertos en oclusión total crónica, quiénes abordaron 13 casos en vivo, de pacientes de 12 centros de salud alrededor del mundo, que realizaron los procedimientos en tiempo real y de manera sucesiva, por un lapso de 14 horas.

Según explica el Jefe de la Unidad de Cardiología Intervencional y Hemodinamia, Dr. Dante Lindefjeld, que lideró la participación de nuestra institución en la jornada, esta tuvo múltiples propósitos.

“El Comité de Expertos en Cardiopatías Coronarias Complejas de Europa motivado por la pandemia decide hacer una cruzada con la finalidad de recaudar fondos para la Cruz Roja Internacional para la lucha contra el Covid-19. Además de brindar una plataforma académica para compartir todo lo que es tecnologías, técnicas, avances, estrategias e información, a través de la transmisión en vivo de casos de estos procedimientos complejos”, precisa el Dr. Lindefjeld.

Uno de los 12 centros de salud participantes con transmisión de un caso en vivo fue el Sótero del Río, que recibió esta invitación hace dos meses, momento comienza su preparación para ser parte de esta gran cruzada internacional.

“Es una invitación que nos llegó por el Comité organizador desde Italia, por referencias de nuestros trabajos internacionales, y de algunos de nuestros especialistas que se estuvieron formando en Europa. Entonces se armó una red de contactos importante, que nos hizo visibles como Hospital Sótero del Río para el resto del mundo”, comenta el Jefe de la Unidad de Cardiología Intervencional y Hemodinamia que agrega que “a este tipo de intervenciones no se invita a cualquiera porque son muy complejas”. De hecho nuestra institución fue la única invitada como experta de Latinoamérica.

El caso que presentaron fue el de un hombre de mediana edad con múltiples patologías, que tenía lesiones crónicas en su árbol coronario. Al respecto el Dr. Dante Lindefjeld indica que “es un caso seleccionado, donde se realizó una angioplastia coronaria en una oclusión crónica, el peldaño más complejo dentro del intervencionismo coronario, que fue desarrollada exitosamente. El objetivo era abrir una arteria obstruida con la finalidad de mejorar la sobrevida del paciente”.

Mientras se realizaba el procedimiento -que duró aproximadamente dos horas y era transmitido en vivo para todo el mundo-  un panel de discusión conformado por especialistas de distintos países iba discutiendo el caso, realizando acotaciones, sugerencias, al tiempo que el equipo de operadores del Hospital lo desarrollaban y se retroalimentaban con los comentarios del panel.

El equipo de especialistas médicos estuvo integrado por los hemodinamistas Dr. Nicolás Veas, el Dr. José Luis Winter, y el propio Dr. Dante Lindefjeld. Junto a ellos, el personal de enfermería, los tecnólogos, auxiliares, y técnicos paramédicos tuvieron un rol fundamental para sacar adelante la tarea de mostrar al mundo la labor de excelencia que se desarrolla en el Hospital Dr. Sótero del Río.

En este sentido, el Jefe de la Unidad de Cardiología Intervencional y Hemodinamia tuvo palabras de reconocimiento hacia todo su equipo de trabajo, y agradeció el apoyo constante de la Dirección del recinto asistencial.

“Todos cumplieron con su labor espectacularmente, y estamos muy orgullosos por el equipazo que tenemos en el Servicio de Hemodinamia. Con esto nos demostramos de que sí podemos hacerlo, pese a todas las restricciones que puedan existir como económicas, de crisis social, pandemia. Es una satisfacción llevar el nombre del Sótero en alto, que estemos en la plana mundial en esta actividad, que demostremos que sí podemos, que somos capaces, y que estamos a la altura”, concluye el Dr. Lindefjeld.