Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
3 de diciembre de 2018

Unidad de Infectología: Mejorando la calidad de vida de pacientes con VIH/SIDA

El “Día Mundial de la Lucha Contra el VIH/SIDA”, se conmemora cada 1 de diciembre, fecha dedicada a la concientización sobre la prevención de esta enfermedad y también a la difusión de los avances descubiertos para combatirla.

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es la enfermedad o manifestación sintomática de los estadios más avanzados de la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). El VIH ataca y destruye al sistema inmunológico del organismo que infecta, específicamente a un tipo de células denominadas Linfocitos T CD4+, también llamadas Linfocitos T helper o colaboradores, los cuales son responsables de la función defensiva o protectora frente a factores externos amenazantes.

El programa de VIH/SIDA de la Unidad de Infectología de nuestro hospital ha atendido un total de 4025 personas desde la década del 90´ hasta la fecha, de los cuales actualmente hay 2479 pacientes activos en control. La Unidad se encarga de realizar el diagnóstico, control y tratamiento de las personas con VIH/SIDA. De acuerdo a lo que comenta la Matrona Coordinadora de dicha Unidad y del programa, Ana María Fernández, el número de pacientes con VIH ha aumentado en este último tiempo y por lo mismo es muy necesario que las personas se hagan el examen para diagnosticarlo a tiempo, “Si una persona con VIH recibe la terapia antirretroviral baja su carga viral a indetectable, no trasmitiría el virus (…) Siempre es recomendable el uso de preservativo para prevenir también otras enfermedades de transmisión sexual, además si el diagnóstico es precoz, es decir, en la primera etapa de la  enfermedad, el pronóstico mejora notablemente, disminuyendo el riesgo del avance a la etapa SIDA”, señala.

Mejor calidad de vida para los pacientes

La Unidad de Infectología cuenta con un equipo multidisciplinario compuesto por infectólogos, matronas, psicóloga, asistente social, técnico paramédico, administrativo, químico farmacéutico y técnico de farmacia, quienes cumplen un rol importante en todo el proceso que vive el paciente desde que hace su ingreso. “Acompañamos al paciente en todo su proceso, los derivamos en caso de que exista alguna enfermedad de salud mental o drogadicción, ya que lo más importante es que el paciente tenga un 100% de adherencia al tratamiento, lo cual permitirá mejorar el control de la patología y calidad y expectativas de vida”, añade la especialista.

Comenta además que “hemos tenido excelentes resultados en la prevención de la transmisión vertical (de madre a hijo) atendiendo un total de 180 embarazadas, logrando una tasa de transmisión del 1,8%”.

Desde el 2005 que el VIH/SIDA ingresó al AUGE, por lo que todas las personas diagnosticadas con esta patología tienen derecho a la triterapia. La matrona coordinadora agrega que “antiguamente estas terapias tenían efectos secundarios, los cuales influían en que el paciente no adhiriera a la terapia, sin embargo, en la actualidad se simplificó el tratamiento a menos comprimidos (3 drogas en 1), disminuyendo los efectos secundarios y mejorando la tolerancia, lo que permite que los pacientes mejoren su adherencia a la terapia antirretroviral y ya no mueran a causa del VIH/SIDA”.

La unidad acoge al paciente en todo su ámbito. “No es fácil recibir el diagnóstico, viene el sentimiento de culpa, de abandono y de ser rechazados por sus familias, amigos y sociedad (…) es duro, pero nosotros tratamos de cumplir un rol muy importante en el acompañamiento”, recalca.

No existe una cura definitiva, por lo que el VIH se ha convertido en una enfermedad crónica. Sin embargo, la adherencia al tratamiento, una buena atención médica, el apoyo de redes familiares, de amigos y pares, permiten que la enfermedad se puede mantener controlada. “Antes el objetivo era que las personas sobrevivieran al virus, ahora esto se logró y nos enfocamos en mejorar la calidad de vida del paciente. Es una enfermedad a la que todos estamos expuestos. Lo más importante es detectarlo lo más precoz posible, y para ello, el examen es fundamental (…) Independiente de la condición sexual, todos debemos tener conciencia de que el examen es el único método para identificar el virus, antes de que aparezcan los síntomas marcadores de etapa SIDA”, puntualiza la profesional.

Tratar la enfermedad lo antes posible, más la evolución que han experimentado los tratamientos para el VIH, ha hecho que la esperanza de vida de las personas que viven con VIH (PVVIH) sea cada vez mayor y con mejor calidad de vida, sin embargo, existe un 40% de personas en nuestro país que vive con VIH y no lo sabe, por esto es tan importante tomarse el examen.