Complejo Asistencial Dr. Sótero del Rio
Menú Principal
12 de noviembre de 2020

14 de noviembre: Día Mundial de la Diabetes

Cada 14 de noviembre se celebra el Día mundial de la Diabetes, fecha instaurada por la Federación Internacional de la Diabetes y la Organización Mundial de la Salud (OMS), con la finalidad de generar conciencia en la sociedad sobre esta enfermedad que se ha considerado como una epidemia que afecta cada vez a más personas en el mundo. En Chile, según cifras del Ministerio de Salud, uno de cada diez personas padece de diabetes, por eso desde el año 2015 que esta patología está en el plan AUGE.

Tipos de diabetes

La diabetes mellitus tipo 1 se diagnostica con mayor frecuencia en niños, adolescentes o adultos jóvenes y es una enfermedad crónica autoinmune que aparece cuando el páncreas no puede producir insulina, es decir, afecta la manera en que se procesan los alimentos para obtener energía. “El cuerpo tiene dificultad para utilizar el azúcar en la sangre originando diversos problemas de salud (…) El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre”, señala la Dra. Karime Rumie, jefe de la unidad de Endocrinología y Diabetes Infantil de nuestro hospital.

Los principales síntomas son: necesidad frecuente de orinar, aumento de la sed, fatiga, debilidad, adelgazamiento, visión borrosa, incontinencia urinaria en niños principalmente, menos saciedad y más hambre, entre otros.

La diabetes mellitus tipo 2 puede afectar con mayor frecuencia a personas adultas y mayores. Si bien el páncreas puede seguir fabricando insulina, el cuerpo no responde a esta hormona con normalidad (insulinoresistencia).

La especialista señala que la alta prevalencia de esta enfermedad está directamente asociada al incremento de los principales factores de riesgo como son el exceso de peso (obesidad) y el sedentarismo. “Durante este año sin duda el sedentarismo ha aumentado en la sociedad. El encierro a causa de la pandemia ha afectado considerablemente la calidad de vida de la población”, señala la especialista.

Advierte que es el riesgo de padecer diabetes tipo 2 disminuye con una buena alimentación y el aumento de actividad física. “Si bien la pandemia ha cambiado a lo que estábamos acostumbrados, es muy necesario que cuidemos nuestra salud con una alimentación equilibrada e incluyamos la actividad física, podemos ver videos de ejercicios y hacerlos en casa sin necesidad de tener que salir”, añade.

Principales consejos de la especialista

-Mantener una rutina saludable. Es decir, comer en horarios indicados y no saltarse las comidas, ni picotear entre comidas principales.

-Respetar horarios de sueño.

-Aumentar la actividad física mínimo 3 veces por semana.

-Mantener una alimentación saludable: consumo de verduras y agua, evitar la comida “chatarras” y alimentos altos en azúcar.

-Controlar la glicemia y mantener su terapia con insulina e hipoglicemiantes, según sea el caso.

-Mantener los controles con el médico tratante.

Sin duda la actividad física es uno de los pilares fundamentales para el tratamiento de esta enfermedad, pues favorece un buen control metabólico, aumenta el consumo de glucosa por los músculos, favorece la acción de la insulina a nivel de los tejidos, mejora la calidad de vida, entre otros. “La actividad física debe ser fundamental para todas las personas, pero para quienes tienen diabetes el deporte ayuda al control metabólico y en este tiempo que estamos viviendo se hace aún más necesario”, puntualiza la Dra. Rumie.

Importancia de la educación a la familia

A la fecha la unidad de Diabetes y Endocrinología Infantil tiene en control a 215 pacientes con diabetes tipo 1 que van desde los 2 hasta los 18 años. La Unidad se encarga de entregar atención clínica y psicosocial y además fomentan la educación y apoyo constante tanto a los pacientes como a sus padres para afrontar la enfermedad teniendo claro los cuidados básicos que permitan asegurarles una vida sin mayor complejidad.

La especialista comenta que es fundamental que los padres se empoderen con información correcta para que sus hijos/as tenga un buen control metabólico, y por lo mismo, la unidad cumple un rol importante en este proceso. “Nos preocupamos de informar y educar tanto al paciente como a su familia. Si todos hacemos un buen trabajo, el paciente se verá enormemente beneficiado, ya que tanto él como su entorno conocerán los cuidados básicos para tener un correcto tratamiento, y por ende una mejor calidad de vida”, finaliza.