Menú Principal
20 de Abril de 2017

¿Sabes qué es el Glaucoma? enfermedad donde es clave una detección temprana y correcto tratamiento

El glaucoma es una enfermedad del ojo, que afecta la visión de manera gradual. Por lo general, no presenta síntomas molestos o dolorosos y puede resultar en la pérdida de la visión de manera repentina.

Sin un tratamiento apropiado, el glaucoma puede llevar a la ceguera. Por eso es muy importante la detección temprana y un adecuado

Con la finalidad de crear conciencia sobre el glaucoma, es que este jueves 20 de abril, el Equipo de Glaucoma del Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río con motivo de la Semana Nacional del Glaucoma, realizó charlas informativas en la Sala de Espera del Centro de Diagnóstico Terapéutico de Alta Complejidad (CDT) del Hospital, además de la visita a la Radio Imagina de Puente Alto,  para explicar a la población sobre los síntomas y tratamientos de esta enfermedad.

El glaucoma es una enfermedad que daña el nervio óptico. El ojo contiene en su interior un líquido parecido el agua que se renueva constantemente, pero si falla el sistema de drenaje, la presión intraocular aumenta y puede dañar el nervio óptico. “El nervio óptico es el cable eléctrico que conecta el ojo con el cerebro. Si la presión del ojo está más alta de lo que soporta este cable se empieza a romper y deteriorar, provocando lentamente una ceguera”, comenta el oftalmólogo e integrante del equipo de glaucoma del Hospital, Dr. Jaime Tapia.

Existen diversos tipos de glaucomas, siendo más común el glaucoma de ángulo abierto y el glaucoma de ángulo cerrado. El primero afecta aproximadamente al 95% de las personas, es progresivo y se caracteriza por el daño al nervio óptico. En tanto, el segundo es más complicado, ya que el flujo normal del líquido del ojo, entre el iris y el cristalino, es bloqueado. Este tipo de glaucoma es una emergencia médica y debe ser tratado de inmediato o la ceguera podría resultar en algunos días.

En la forma más común del glaucoma que afecta a la mayor parte de la población, la acumulación de la presión del fluido ocurre lentamente. Con frecuencia, no hay síntomas molestos o dolorosos. En tanto en los casos menos frecuentes y más graves, los síntomas pueden ser más severos, e incluye los siguientes:

  • Visión borrosa.
  • Dolor de ojos y de cabeza.
  • Náuseas y vómito.
  • La aparición de halos color arcoíris alrededor de las luces brillantes.
  • Pérdida repentina de la visión.

 

“Esperamos que con estas charlas y difusión a través de la radio, las personas tomen conciencia sobre la existencia de esta enfermedad, ya que su detección temprana y un tratamiento correcto pueden evitar que el paciente llegue a la ceguera. Además, le explicamos a los usuarios que los enfermos que tienen un glaucoma más severo, deben ser muy responsables con sus controles y gotas, ya que aunque esta enfermedad no tenga cura, se puede evitar perder la visión en corto plazo”, señala el oftalmólogo Jaime Tapia.

El glaucoma suele desarrollarse después de los 40 años y el riesgo de padecerla aumenta con la edad. En Chile, se estima que el 3% de la población mayor de 40 años padece de esta enfermedad, porcentaje que asciende al 10% a partir de los 80 años.

Finalmente, el Dr. Jaime Tapia, explica que el tratamiento más común son gotas medicinales para los ojos, las cuales ayudan a reducir la presión ocular y disminuyen la producción de humor acuoso, mejorando el flujo a través del ángulo de drenaje. “Es importante que el paciente no suspenda el tratamiento indicado, ya que si no lo hacen de la manera correcta sólo se perjudicaran ellos”, concluyó.