Menú Principal
7 de Diciembre de 2017

Especialista señala que cuidar la piel e hidratarse son clave para enfrentar esta época de verano

Comienza a subir la temperatura, y con ello también se hace presente la exposición prolongada del sol, lo que puede desencadenar varios problemas en la salud de niños y adultos. Por esta razón, se hace necesario tomar algunas medidas de precaución, las cuales pueden ayudar a evitar complicaciones mayores por las altas temperaturas.

En este contexto, el dermatólogo del Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río, Dr. Mauricio Lechuga, señala que debemos entender que la exposición solar no sólo se da en época de verano, sino que también durante todo el año. “La gente no se debe confiar del día nublado, ya que igualmente se puede quemar. Estamos constantemente bajo los efectos de la radiación solar”.

Según explica el especialista, “el mejor cuidado para protegerse del sol es tener en cuenta de que la piel debe estar bien lubricada y protegida con bloqueador solar factor 50, aplicándolo una hora antes de exponerse al sol, principalmente en las zonas no cubiertas por la ropa; cara, pecho, brazos y manos, mínimo tres veces al día. Recordar que los filtros solares tienen un efecto de hasta tres horas. Otros de los cuidados que hay que tener presente es estar siempre hidratados y usar ropa adecuada que cubra la mayor parte del cuerpo, principalmente quienes trabajan a pleno sol”.

La insolación es una quemadura solar que causa enrojecimiento de la piel y ocurre después de la exposición al sol o a otro tipo de radiación ultravioleta. “Existen algunos síntomas claves que pueden identificar de que la persona está insolada: sensación de decaimiento, sensación febril, escalofríos, enrojecimiento de la piel, alergia e incluso aparición de ampollas, explica el Dr. Lechuga.

De ser posible, se debe evitar la exposición solar entre las 11 y las 16 horas, y resguardase siempre en un lugar con sombra. Sin embargo, si las medias preventivas se adoptaron muy tarde, el dermatólogo aconseja que para aliviar las quemaduras del sol es recomendable aplicar agua fría e implementar lociones hidratantes en las zonas afectadas. “En el caso de tener ampollas, la persona deberá consultar a un especialista, dermatólogo o médico general, quien será el indicado de dar algún medicamento o crema específica”.

Finalmente, para el Dr. Mauricio Lechuga también resulta importante la fotoprotección. “Es fundamental que las personas sepan que el cuidado del sol en el verano, no solo implica ponerse bloqueador o filtro solar, sino que también usar lentes de sol, sombrero y ropa adecuada, además de tener una conducta correcta frente a la exposición solar”, concluye el especialista.

Dermatólogo del Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río, Dr. Mauricio Lechuga.