Menú Principal
12 de Junio de 2018

Cómo prevenir las enfermedades de invierno

Llegó el invierno y con él las bajas temperaturas. En esta época se acrecientan las enfermedades respiratorias, por lo que es súper importante prevenirlas, maximizando las medidas de cuidado y alertas ante posibles síntomas en los principales grupos de riesgos como bebés, niños, embarazadas y adultos mayores, quienes son más vulnerables a contagiarse.

Estas enfermedades son aquellas que afectan las vías respiratorias y provocan desde molestias en la garganta hasta enfermedades pulmonares graves. De acuerdo a lo que explica el Dr. Renato Balbontín, Jefe de la unidad Broncopulmonar de nuestro hospital, los principales síntomas de una infección respiratoria son, obstrucción nasal, dolor de garganta y de cabeza, fiebre sobre 38, 39 grados, dificultad para respirar, dolor en el pecho, dolores musculares, y tos. “Si bien hay distintas enfermedades respiratorias, hay que estar súper alerta a estos síntomas, ya que un resfrío común no debiese durar más allá de 5 días. Si esto persiste es muy importante acudir a un médico para chequear y ver en más detalle si se trata de otra infección respiratoria más grave.”, señala.

El especialista recomienda:

*Evitar la calefacción contaminante.

*Evitar los cambios bruscos de temperatura. Si es así, procurar cubrir nariz y boca.

*No deambular en la casa con los pies descalzos.

*Evitar salir con el pelo mojado.

*Procurar vestirse con capas de ropa.

*Lavarse las manos con agua y jabón

*Vacunarse contra la influenza.

*Ventilar el hogar constantemente.

*No fumar y mantener los ambientes libres de humo.

*No automedicarse.

Pacientes de alto riesgo

Para el especialista, los pacientes que deben tener mayores actitudes preventivas, “son aquellos que sufren patologías crónicas de diverso tipo, especialmente quienes que utilizan tratamientos inmusupresores con esteroides. Por otro lado, están las personas que tienen un grado de inmunosupresión menor, como los diabéticos, hipertensos y aquellos que padecen cirrosis hepáticas, entre otros”. Además de los niños, embarazadas y adultos mayores que son más vulnerables a este tipo de afecciones.

Diferencia entre resfrío común e Influenza

Tanto el resfriado como la influenza son enfermedades respiratorias, pero provocadas por diferentes virus. El resfriado común es un tipo infección respiratoria que puede terminarse sin necesidad de algún tratamiento más invasivo, dura entre tres y cinco días y el cuerpo se encarga de combatirlo de forma espontánea. Los principales síntomas son dolor de garganta, fiebre baja inferior a los 37,5°C, tos leve y malestar general. Se trata con antigripales, (analgésicos, antipiréticos y descongestionantes).

En cambio, la Influenza evoluciona con calofríos, fiebre alta superior a los 38,5°C, dolores musculares, articulares, tos seca intensa, escasa expectoración mucosa y en ocasiones teñidas con sangre. Según el especialista, no es infrecuente que sobre infecte con bacterias a nivel bronquial como tos y flema.

La tos puede durar de dos a cuatro semanas, debe tratarse además de antigripales con drogas antivirales. Raramente se complica de infección pulmonar (Neumonitis o Neumonía) e insuficiencia respiratoria aguda que requieren de hospitalización. Sin embargo, puede suceder”, señala.

Dr. Renato Balbontín, Jefe de la Unidad Broncopulmonar Adulto